eye2magazine-logo-pequeno-retina

Lejos de una realidad Dantesca y con matices autobiográficos; el infierno se colmó de oscuridad en su versión compacta, rectangular y estrecha; por donde, sus ambiguos demonios, mostraban el arte de este particular reino de los pecadores; alumbrado con unos tenues halos procedentes de unas velas blancas que marcaban el camino a seguir hacía el alivio y la liberación.

Preparación de la pasarela

Este es el pequeño escenario donde se pudo ver, la particular creación de DaviDelfín y su última propuesta: “Inferno”. Un infierno enmarcado en colores básicos y opuestos, blanco y negro, y donde la creatividad, la ambigüedad, la exquisitez y la modernidad fueron gran parte de su protagonismo. Amén de su musa consagrada Bimba Bosé.

Una evolución de sus anteriores propuestas artísticas: “El tiempo entre Monstruos” en la que el blanco es el color más idiosincrático y que impuso el verde esmeralda en una colección Spring/Summer, y “No one”, donde llamaba a llenar de color nuestros otoños e inviernos. Pero donde se aprecian las similitudes es en lo que a los detalles de las formas, caídas de las telas y líneas de sus creaciones, se refiere. Haciendo que el creador madurara la idea de realizar una colección donde las telas y el diseño fueran el centro de atención de su propuesta, dejando en un plano a parte a sus anteriores protagonistas cromáticos, quedándose con la esencia de su particular arte y creatividad.

En ésta, que encierra esta trilogía artística, nos deja ver un luto solemne “oversize” y con mucho movimiento. El dolor que sentimos en nuestra vida, que nos desgarra y que queremos quitar de nosotros mismos; es enmarcado en su arquitectura vertical, los pliegues, la fusión fuera de lo común de faldas con pantalones de forma ambigua y desordenada, estilos de cortes desiguales que, en conjunto, crean una armonía ingeniosa y equilibrada en la totalidad de cada uno de los estilismos. Los jerseys con corte quimono sintetizan la idea de la lucha que ayuda a mitigar ese dolor que sentimos, una lucha que ayuda a enfrentarnos con el luto y la pena que llevamos dentro. Y las camisas, una parte que siempre nos reinterpreta de forma original este artista, con cortes rectos en sus mangas cortas, creando esa similitud de pliegue lateral, al igual que aporta al diseño de algunos de sus pantalones.

Ya con la ausencia del dolor, ya mitigada por la lucha, comienza el camino hacia la luz; que nos traslada a presentar matices grises y blancos puros, para dar a ver un ápice de liberación y de regocijo en el alivio, de la mano de las pinceladas del genio Santiago Ydáñez. Pinceladas de negro sobre fondos blancos que son la esencia del camino final de esta vivencia infernal.

Ataviado de rectitud, elegante, solemne y creativo; así es el “Inferno” de nuestro estimado David.

Ydañez

Lo último sobre IA

Publica tu negocio de IA con nosotros

Genera backlinks

Publica tu artículo y genera backlinks de calidad para tu web

Desde 20 € al mes

Últimas Noticias