eye2magazine-logo-pequeno-retina

¿Cuál es la historia de  Cottet Ópticos?

Nos deberíamos remontar a 110 años atrás. Mi tatarabuelo vino a España en 1888 con la Cámara de Comercio Francesa. Le gustó Barcelona y en 1902 abrió la primera tienda en Portal del Ángel. Aunque somos la cuarta generación, la empresa pertenece a una sola familia. En estos más de 100 años hemos pasado de todo: cambios políticos, guerra civil, crisis… ¡ y aquí seguimos!

¿Cuál es el secreto de su éxito?

Nos hemos adaptado a las necesidades de nuestros clientes y a la moda, a los tiempos actuales. Nuestra pasión es atender bien al cliente, él es lo más importante. Nuestro sector es la salud, le ayudamos a mejorar su calidad de vida  y con eso no se juega. No somos caros pero tampoco baratos, nadie da “duros a 4 pesetas”. No queremos bajar la calidad de nuestros productos. Los 70% de descuento, los 2×1… la gente no es tonta y empieza a saber que todas esas ofertas tienen trampa.  Lo que sí podemos hacer es adaptarnos a su situación económica y dar las máximas facilidades de pago a nuestros clientes, pero sin ofertas que van en detrimento de la calidad.  Otro secreto es que tenemos la mentalidad de un comerciante de toda la vida pero adaptada a los tiempos actuales. Tenemos directores que trabajan en la misma tienda desde hace más de 30 años, conocen bien al cliente y saben encontrar la mejor solución a sus necesidades.

¿Y lo de adaptarse a la moda?

Puedo decir con orgullo que todas las novedades que han entrado en España durante los últimos 50 años han pasado por Cottet. Ejemplo de ello son Ray Ban, Oakley, Italia Independent. Nos eligen a nosotros para introducirlas en nuestro mercado.  Es importante estar atento a las tendencias y a las últimas tecnologías. Quien quiera ver mejor y estar guapo, que venga a Cottet.

¿A qué te hubieses dedicado si no hubieses elegido este camino?

Estudié derecho. Abogado, juez o médico, son profesiones bonitas en las que uno se siente realizado.  De hecho era a lo que quería dedicarme. Pero en el 92, cuando estudiaba 5º de derecho empecé a trabajar en Cottet a  media jornada en el almacén. A mí me iba bien, porque me permitía sacarme un sueldo y no tener que ir a casa con el “papá dame dinero…” Empezó a gustarme y en el 93 pasé a jornada completa en el departamento de compras. De compras pasé a marketing. Decidí estudiar un máster y con el tiempo llegué a ser director del departamento. En el 2002 me nombraron Director Adjunto formándome con el Director General, es una persona magnífica y fue un gran maestro. Los primeros seis meses le veía trabajar y los siguientes seis él se sentaba en una mesa viendo como lo hacía yo, escuchándome en silencio  en las reuniones y corrigiéndome después en privado.

¿Crees que hay exceso de emprendedores?

Sería importante que además de emprender hubiese voluntad real de crear empresa, puestos de trabajo. En España parece que el ser emprendedor está muy bien visto, pero el ser empresario no.  Hay muchas más facilidades cuando empiezas,  que cuando ya estás consolidado. Hay veces que parece que se castiga a la empresa que crece. A la que llegas a 250 empleados no tienes derecho a ninguna subvención, y dichas subvenciones son por número de empleados, no por facturación. Tampoco lo ponen fácil con los impuestos. Los políticos, los sindicatos y la sociedad en general, deberían ser conscientes de que son las empresas quienes generan empleo y riqueza, las que hacen posible la sociedad del bienestar….a los buenos empresarios se les debería premiar e incentivar.

¿Qué le aconsejarías a alguien que quiera crear una empresa?

Que ponga por escrito a dónde quiere llegar, que se lo piense mucho y que tenga mucha paciencia. A veces todo se complica,  las cosas no salen tan rápido como uno calcula… hay que ponerse de acuerdo con mucha gente, convencer etc. Y, sobre todo, ser perseverante y no rendirse.

¿Dónde ves Cottet dentro de 10 años?

Más sólido financieramente que ahora. Y en muchas capitales del mundo. A nivel retail, tienen más peso las ciudades que los países. Si tú tienes un servicio, un producto que puede encajar, tiene que estar en las grandes ciudades. La regla de las tres “U” se ha de cumplir siempre: ubicación, ubicación y ubicación.  Y si voy a más de 10 años vista, me gustaría que Cottet siguiese existiendo 100 años más. A las futuras generaciones les pediría que tuvieran los valores que Cottet ha defendido siempre, así como la mejor preparación académica e idiomas, es algo vital.

Lo último sobre IA

Publica tu negocio de IA con nosotros

Genera backlinks

Publica tu artículo y genera backlinks de calidad para tu web

Desde 20 € al mes

Últimas Noticias